17 de junio de 2008

Aturdido


Hoy bien quisiera escribir, pero no puedo. Hay días en que por tener mucho o por no tener nada que decir, es mejor dejarlo pues ni la sequía de pensamiento permite alardes ni el multiforme mogollón de ideas atropelladas encuentra salida fácil. Así que hoy, mientras deseo que me llegue el sosiego que las últimas noticias me arrebataron, quiero mecerme en la idea de lo poco que somos, durante el pequeño pero intenso momento que vivimos. Al fin y al cabo sólo somos otra especie. Hoy estoy breve y triste. Hoy no me encuentro. Aturdido.

2 comentarios:

Piel de letras dijo...

Te abrazo.

Sigues siendo breve, pero llegador.

Muchos besos

Lan dijo...

Repasando la vida uno encuentra cosas que en su día no comprendió del todo. La distancia y la madurez ayudan a verlas en toda su simplicidad o truculencia o crueldad o sensualidad o...