3 de junio de 2008

Memoria


Algunas veces se escribe para dejar memoria de algo porque quienes lo vivieron y te lo contaron ya no viven. Así, es un intento, tan artificial como voluntarioso, de prolongar la vida de alguien y, ya que no se puede devolver la vida al cuerpo, intentamos que su recuerdo permanezca. Probablemente sólo cuando ya no seamos ni recuerdo habremos muerto del todo. Sería bonito poder decir de alguien que existe desde que el personal tiene memoria. En fin que, cuando de alguien se escribe, quizás por eso de que la letra permanece, es un empeño más en mantenerlo vivo.

3 comentarios:

zeltia dijo...

hummmm
esta foto (y el post) me recordaron la paradoja de epiménides.
Si todas las fotos son tuyas, a no ser que mientas, luego...

:)

http://bp1.blogger.com/_6cx054biHCw/SFrlIjHDafI/AAAAAAAAAuU/m5m58olRwhg/s400/soldadoartilleria01.jpg

y también la pista de impresiones con poco tiempo

Zeltia dijo...

ah, que me olvidaba lo más importante:
un gusto encontrarte!

Lan dijo...

No miento pero me presto las fotos.