9 de septiembre de 2008

Favorecer el tránsito


El anciano sobrepasaba los 82 años. Ingresó con una fractura con hundimiento parietal derecho y neumoencéfalo, traumatismo raquídeo y fractura de vértebras cervicales y dorsales, traumatismo torácico con fracturas costales y derrame pleural, fractura de cabeza de húmero derecho, herida penetrante en la zona cervical, desforramiento cutáneo de la mano izquierda y del mismo antebrazo, lesiones internas… Resumiendo: le había atropellado un camión.
El médico se acercó y dijo:
- Tiene dificultades respiratorias, ¿firmaría alguien de la familia para que le hiciéramos una traqueostomía?
- No lo sé, pero yo firmaría para que no se la hicieran.

2 comentarios:

Zeltia dijo...

parece un chiste de forges, pero por desgracia es un tema muy de actualidad en el que espero que los pequeños pasos que están empezando a darse en algunas autonomías se conviertan en una legislación a nivel nacional, todo lo justa que pueda ser en su desarrollo y aplicación.
conmigo por favor, que no sigan el protocolo sin entrar a ponderar las circunstancias...

Lan dijo...

Pues así están las cosas a menos que tengas testamento vital o testamento de voluntades anticipadas.