22 de diciembre de 2008

Noche en vela


Pintando las paredes con silencio,
revocando las grietas del olvido,
buscándole a la mente un acomodo,
la luz del alba me sorprendió dormido.

2 comentarios:

Piel de letras dijo...

¿Esos son hot cakes de colores?

La mente, mi querido amigo, jamás acomodará a su gusto el sentimiento. Este se va por la libre y se maneja solo.

Lan dijo...

Sí, de acuerdo, pero cuando al fin te duermes, rendido, resulta que es de amanecida y ya te tienes que levantar.