10 de diciembre de 2008

Olvido


Casi vacía la tina del olvido
me negué a despertar sin tu recuerdo.
Fuiste tú la primera golondrina
que anidó en el esconce de mi alero.

6 comentarios:

Piel de letras dijo...

¡Hola poeta!
Yo no seré la golondrina, pero sí un gorrioncillo común, cantador y simpatiquete.
Saludos y besos de piquito
(¿es Toledo?)

Lan dijo...

Saludos, Piel de Letras.
No es Toledo, es Atienza (Guadalajara). Que Guadalajara no sólo está en Jalisco. ;-)

Zeltia dijo...

os amoriños primeiros son moi malos de olvidar

Lan dijo...

¡Qué tierno queda dicho en galego!

Tejedora dijo...

El por qué emigran las golondrinas no se sabe a ciencia cierta. Pero al parecer siempre regresan a los mismos lugares.

Visita: http://www.elclima.com.mx/el_sotano_de_las_golondrinas.htm

Lan dijo...

Gracias por la dirección y el comentario.