7 de febrero de 2009

¿Con qué derecho?


Llega el representante de un país sin elecciones a hablarnos de libertad y a criticar nuestra buena o mala educación para la ciudadanía. Llega el representante de un país donde no suele nacer nadie, de hecho no se conoce siquiera que tenga índice de natalidad, a hablarnos del aborto. Llega el representante de un país donde algunos de sus jefes de estado han muerto inexplicablemente a hablarnos del respeto a la vida y la eutanasia. ¿Por qué se empeñan en querer mandarnos aquéllos que ni siquiera se presentan a las elecciones? A ver si van a resultar ser el brazo religioso de la mafia.

2 comentarios:

Zeltia dijo...

habemus papa

mira, es que este tema me pone de muy mala ostia u hostia de las dos posibles, que el tema del aborto, que aun le puedo encontrar un punto de mira, pero es que lo de oponerse a la eutanasia (hasta a la pasiva) me parece de un cruel, éso sí que me parece una total falta de respeto por la vida

Lan dijo...

Dirigir la vida de los demás utilizando para ello lo que sea es su oficio. Tú y yo tenemos que respetar muchas cosas pero ellos no, porque están en posesión de la verdad absoluta y, además, no pueden ni engañarse ni engañarnos. Ya ves lo que llegan a decir de sí mismos.