29 de abril de 2009

El infeliz escritor


“Un hombre feliz no puede ser escritor, está demasiado ocupado siendo feliz.” (Paul Theroux).
En caso de que Theroux lleve razón, el mundo debe estar lleno de personas con ese requisito que, según él, se requiere para ser escritor. Por eso, seguramente, además de no ser felices, cosa por otro lado facilísima, común y generalizada, habrán de reunir los escritores algunas otras cualidades. Supongo que seguramente muchas más y bastante diversas, pues es variado lo que escriben. Sin embargo, hay que reconocer lo bonitas que quedan estas frases grandilocuentes para unos titulares. Aunque, luego pensadas, no digan nada o sean obviedades.

5 comentarios:

Piel de letras dijo...

¿Y una mujer feliz?
¿Esa sí puede?

Digo... para no perder mi tiempo entonces. Jajajajaja

Besos optimistas

lohengrin dijo...

Pues si,es sólo una frase divina para intelectualizar la revista Pronto o similar;casi tan bonita como "a quien madruga dios le ayuda" o,esta ya mas seria,que es la hipótesis de Hyman:La distancia más corta entre dos puntos generalmente está en obras.
Tu ya eres escritor y creo que feliz.
Besos

Lan dijo...

Unas y otros, Piel de Letras, podemos hacer lo que nos parezca por pasarlo un poco mejor. Sin que las grandes frases nos condicionen.
Pero, Lohen, ¿cómo puedes poner en duda axiomas como ese de A quien madruga Dios le ayuda? ¿No te das cuenta de que estás haciendo temblar los pilares de nuestra civilización? Claro que tal vez en tu caso eso de madrugar...

Zeltia dijo...

Antonio Gala también dijo que los dias felices no tienen historia.
y yo creo que algo de razón no le falta.
dan mucho más de sí las experiencias dramáticas y desgraciadas, dónde va a parar!

Lan dijo...

Si no, Zeltia, qué iban a poner en los diarios.