14 de abril de 2009

No la respeta ni Dios


Una mujer te convierte de nasciturus en moriturus en un plisplás. Eras un ser querido por todos, incluso por la iglesia y los ultras del mundo, y hala, en cuanto sales por ahí: condenado a muerte. Ya no hay quien te ampare, se acabó el respeto. Ni siquiera, como en el chiste, te dan alternativa: susto o muerte. Lo decía Camarón en su copla: “Cuando Dios nos da la vida también nos condena a muerte…” Total que siempre morimos pero, claro, siguiendo un protocolo. Y es que ni el Creador, al final, tiene respeto alguno por la vida. Tú verás.

4 comentarios:

Piel de letras dijo...

Mira, quién está resultando mas irreverente que otro que yo me se:
;-P
Ayer encontré nasciturus en la "güilkipedia", pero no he encontrado moriturus, aunque sospecho lo que es.
¿Podrías irrigarme con tu sapiencia? :-D

Besitos de chupitilín piquirojo

LM dijo...

mas também nom se pode viver sem elas, nom?
beijos

Zeltia dijo...

hijo mio, el señor nos la da, el señor nos la quita
(como diría mi hijo de pequeño "¿qué señor, mami?"),
una, que no le enseñó la verdadera religión a su hijo, y ahora ahí lo tiene, a monte, hecho un descreído.

Como cuesta seguir el razonamiento de que hay que preservar la vida por encima de todo, cuando aún se es un nonato, y en cambio, te pueden condenar a muerte legalmente, con el apoyo de la iglesia, oh si, pero no se te ocurra que te dejen morir con dignidad, porque tu vida no te pertenece, amigo mío, como tampoco le pertenece a una mujer la suya, así que aunque corra peligro de muerte, se morirá ella y el feto, pero el feto sólo ni hablar, que es mucho pecado!
Si, nada como ser un cigoto para que todas las gentes de buen vivir te protejan y te apoyen!
después ya... si naces con sida, o te mueres de hambre, debe ser problema de otros, supongo)

Lan dijo...

Piel de Letras, ¿irreverente? El razonamiento no es irreverente, el insulto sí y, la imposición, es lo que ya carece por completo de respeto hacia los demás. Desempolvando el viejo latín de la infancia el moriturus es el que va a morir, plural morituri, si no me falla la memoria. Saludos ;-)
Efectivamente, LM, imposible vivir sin ellas. A veces con ellas también. Saludos ;-)
Zeltia, ya veo que eres otra que tienes morito al hijo. Comparto tus pensamientos. Si existiera ese dios al que invocan las religiones defensoras de la vida, empezaría por querernos tanto que no nos la quitaría. Pero claro, sin muerte, vamos a ver qué pintaban las religiones. ;-) Saludos