27 de abril de 2009

Sin protección divina


Ante la gripe porcina en México, que ha causado ya los 150 fallecidos, las autoridades han prohibido las reuniones multitudinarias, llegando al extremo de prohibir las misas. Esta última medida me parece contraproducente pues, si se llega al punto de impedir a la gente que rece al Señor, no sé yo si van a hacer efecto las medicinas. El Papa no creo que esté a favor de esta medida y tampoco dejará que la gente vaya a misa con mascarilla, como estuvo en contra del condón. ¿Pedirá que también vayan a misa a pelo, desobedeciendo, con sus pastores al frente?

4 comentarios:

Piel de letras dijo...

Vengo de mi trabajo en el turno vespertino. Se suspendieron actividades hasta el 6 de Mayo. Se ensombrece el Día del Niño. El día del libro, de la madre, del maestro y de la vida misma.

Lan dijo...

Aquí tenemos ya los primeros casos pero, por ahora, las medidas tomadas no son las que se tomaron allá.
De nuevo la Naturaleza nos pone en nuestro lugar y, después de tanta tontería y vanidad, comprobamos atónitos como se puede morir a miles por la gripe y sin siquiera el consuelo divino.
Lo siento.

Zeltia dijo...

que no hombre, que la profilaxis solo atañe al sexo.
sexo sucio, malo, pecado.
no te das por enterado!
lo de la gripe porcina, parece un aviso de la naturaleza, si creyera en esas cosas.
le andamos tocando los cojones, y luego los virus se saltan las barreras.

Lan dijo...

Pues como, por la razón que sea, les dé a los virus por mutar... no va a haber dios que lo arregle.
¿Pero las enfermedades que se contraen por el sexo son causadas por bichitos de naturaleza distinta a las que se pillan comiendo o respirando? ¿Está mal preservarse de ellas?