4 de mayo de 2009

Hortaleza


Tiene unos 65 años. Está sentada a la puerta de un comercio cerrado. Va muy limpia. Tiene el pelo blanco pero de peluquería. Lleva un traje negro, con falda larga y una especie de sobrepelliz decorado con flores blancas. Me imagino que la elegante señora está descansando, pues no parece encontrarse mal. La observo mientras descanso y me tomo la cerveza. Se levanta, pienso que se va. Se acerca a las bolsas de basura que acaban de tirar los de la tahona de San Onofre. Con los desperdicios escogidos llena una bolsa propia. Se marcha calle Hortaleza adelante. Madrid, centro.

6 comentarios:

Zeltia dijo...

aunque siempre cabe la duda de si sería por necesidad, si la escena la viviese yo, pensaría en las jugadas que la salud mental nos pasa.
si la imaginase, haría como tú: le dejaría un final abierto;-)

Anécdota:
hace unos 10 años, cuando pagar con tarjeta no era algo tan cotidiano que ya hace que olvides incluir metálico en la cartera, estaba yo comiendo con mi hijo en una terraza, en verano.
se acercó a mí una anciana (vestida de negro-clásico-viejecita-encantadora)
me pidió "una limosnita" y le dije, no llevo dinero
(mirada desconfiada y sonrisa sardónica)
- y con qué vas a pagar lo que comiste?
- con la tarjeta, de verdad.
- (sonrisa y miradas despreciativas y socarronas)
- pero qué tarjeta vas a tener tú, muerta de hambre!

mi hijo se desconojó de la risa, y yo me quedé tan desconcertada que tardé un rato en reirme.

Lan dijo...

Siempre es un misterio cómo nos ven los demás.
Pero lo de: ¡Muerta de hambre! ¡Qué tarjeta vas a tener tú! Daría para un artículo majo.
Como diría una de mis parientas mayores favoritas:
¡Chica y me dejó totalmente absurda! ;-)

Zeltia dijo...

pues cuando tengas ganas ya sabes, échale la imaginación que tienes, te cedo la anécdota.
:-)

Lan dijo...

Gracias. Seguro que lo haré cuando venga al pelo. ;-)

Tejedora dijo...

El alzheimer hace esas cosas.

Lan dijo...

O tal vez la necesidad que, a veces, va disfrazada de dignidad.