5 de mayo de 2009

La secuoya


Dicen que la secuoya es el árbol más longevo. Originaria de América, se trajo a Europa en 1843. Técnicamente se llama Sequoia Sempervirens. Lo de Sempervirens porque es la siempre verde y lo de Sequoia parece que fue un nombre que se le dio en honor del jefe cheroqui Sequoyah que inventó el alfabeto de su lengua. Exiliada de su lugar de origen, con el nombre de un indio olvidado, jefe de una tribu asimilada y, por si fuera poco, rodeada de cemento por todas partes, esta pobre secuoya sobrevive en mi ciudad asediada también por el hombre blanco.

4 comentarios:

Zeltia dijo...

uy sí, pobre. que estrecha la calle... y cuando el árbol empiece a extender sus raíces hacia los cimientos de las casas, bajo el suelo con la superficie dura pero toda la tierra húmeda debajo...
el jardinero del ayuntamiento no sabía mucho de árboles y entorno ¿eh?
Desde luego es una imagen muy llamativa y extraña.

Lan dijo...

Esa secuoya ya estaba en ese sitio cuando yo nací. Era, entonces, el patio de atrás de una casa. Con el derribo de la misma y con la remodelación de la ciudad una calle pasaba por allí. Alguien decidió no cortar la secuoya. No hay otra en la ciudad.

Zeltia dijo...

ah, retiro mi opinión sobre el jardinero del ayuntamiento!

es una imagen curiosa, con su historia y todo.

Lan dijo...

Hay mucha más gente de la que parece que debajo de una cara de póker oculta un gran corazón.
La historia se completa con el dato de que el patio donde crecía la secuoya era el de una funeraria. Menos mal que el carpintero de la misma no utilizó el hermoso árbol para hacer pijamas de madera.