11 de mayo de 2009

¡Torero, torero...!


Leo que el Papa llama en Israel a combatir, literalmente, el repugnante antisemitismo. Supongo que, si viniera a España y fuera a las Ventas en un lleno de San Isidro, aprovecharía la ocasión para llamar a combatir el repugnante antitaurinismo. Jamás había visto tal muestra de oportunismo y, sobre todo, de simplicidad en un príncipe de la Iglesia, vamos, en su rey. Sobre todo teniendo al lado Palestina. Este Papa está tan contento de serlo como presumiblemente chocho. El pobre va como loco con su capelina blanca y su sonrisilla de conejo. ¡Cómo arriesga, qué valiente ha estado! ¡Torero, torero...!

4 comentarios:

Zeltia dijo...

ahí has estado muy bien tú.

eso me recuerda cuando los grupos y cantantes en sus giras, gritan aquello del nombre de la ciudad en la que están, y todos los asistentes se llenan de orgullo local.

(recuerdas el "viva honduras", de nuestro ínclito ministro? jajaja

Lan dijo...

Ya, pero esta gente, aunque nos engañara, se supone que era la élite... Todo se degrada. Sí.

lohengrin dijo...

Pobrecito torero...
Ya lo veo vestido de blanco y grana haciendo el paseillo en las Ventas y al Espartaco desde el mas allá diciendo:¿Dónde vas tio viejo,con esa pinta,a plantarte delante de los vitorinos?eeeh,eeeh.
Claro que,con los toros que está lidiando en la franja...
PD.¿sabes que palabreja me ha hecho poner el verificador? DEVER

Lan dijo...

Me parece que se está luciendo en este viaje.