28 de septiembre de 2009

Ideas peregrinas


Creo que la diferencia entre derechas e izquierdas es que las primeras sólo creen en algo así como la selección natural llevada a la economía y a todos los aspectos de la vida, mientras que las izquierdas tienen la ilusión de que el hombre sea solidario y los más fuertes ayuden a los más débiles. Curiosamente, pese a la idea casi evangélica de la izquierda, la iglesia apoya siempre a la derecha. Seguramente estas impresiones fugaces sean sólo ideas peregrinas.
.

7 comentarios:

Flor y Nata dijo...

Me ha gustado mucho este análisis de la situación. Con tu permiso, me la quedo.
Besos

Lan dijo...

Quédate con lo que quieras, Flor y Nata, que soy generoso y, siguiendo el ejemplo de algunas, no tengo nada mío, todo lo que tengo lo doy. ;-)
Disculpas por la broma y un saludo.

Lohengrin dijo...

Ah,¿pero hay izquierda y derecha?
Me has dejado patidifusa.
La Iglesia,ni con la izquierda ni con la otra,ella,erre que erre,en su medievo particular...
Besos

Metalsaurio dijo...

Llevo algun tiempo dandole vueltas a las características que definen izquierda y derecha y todavía no lo claro (en parte a que no le dedico mucho tiempo y en parte porque la gente tampoco parece tenerlo):

-si por derecha entendemos ideas tradicionales

-y por izquierda ideas progresistas

es fácil entender porque la iglesia apoya a la derecha y no a la izquierda. Pero si lo llevamos al plano económico y social, debería ser tal como dices, la eclessia católica debería apoyar a la izquierda, que está en el lado de los débiles, y no a la derecha, que bajo el pretexto de apoyar a los fuertes para que estos a apoyen a los más necesitados, sólo se acuerda de ellos cuando lee las escrituras.

Sin embargo se quedan con los que la apoyan...en fin.

Todavía recuerdo cuando expulsó o excomulgó a unos curas madrileños por ser demasiado cercanos al pueblo, demasiado rojillos.

(Y ya corto el rollo)

Un saludo.

Lan dijo...

Lohen, aún quedan algunas diferencias. Pero ni de la una ni de la otra nos podemos librar.
La iglesia, al quedarse sin cantera propia por la falta de vocaciones en España, nos surtirá en breve con párrocos inmigrantes. Y así no se perderá, con la confluencia de todas esas cosas, la sal y la gracia de la vida.

Lan dijo...

Metalsalurio, hombre, era el comentario una cosa concisa, ya sabes, en menos de cien palabras. Estoy de acuerdo contigo en que habría tema para profundizar. :-)

zeltia dijo...

en un principio,
las palabras significaban lo que significaban