29 de septiembre de 2010

Tecnología y medicina humana

El equipo médico recibió al viejo. Les describió, visiblemente asustado, todas las alarmantes anomalías que sentía en su cuerpo tras aquella operación de alto riesgo.
El jefe del equipo, tras escucharle paciente y atentamente, dijo:
- Es la pila. Tiene usted que tener paciencia. No nos queda sino esperar.
Cuando el viejo salió de la consulta resignado y convencido por la sucinta explicación del cardiólogo, el cirujano adjunto se dirigió al jefe:
- No sabía que le hubiésemos implantado una micropila cardiaca reguladora.
- No lo hemos hecho.
- ¿Entonces, qué pila?
- La pila de años que tiene.

2 comentarios:

zeltia dijo...

:D
je
entonces lo mío, también debe ser de la pila.

Lan dijo...

Es un chascarrillo que una vez escuché y que debe ser bastante antiguo. Pero, cuando oigas quejarse de algo físico a alguna persona, prueba a decirle simplemente: Eso es de la pila.
Verás, Zeltia, qué mirada te echa.