20 de octubre de 2011

La nueva vía de comunicación

¿Por qué puedo decirle a un desconocido por escrito lo que a mis allegados no me atrevo a decirles de palabra?
-        ¡Ay, es que se me da mejor el escribir!
-        ¡Ay, es que no temo sentirme incomprendido!
-        ¡Ay, es que Internet me hace sentirme libre!
-        ¡Ay, es que en el ciberespacio soy capaz de todo!
-        ¡Ay, es que para mí es como una liberación!
-        ¡Ay, es que una comunicación espiritual da mucho morbo!
Ciertamente parece que la evolución de los seres humanos pasa por decirle a una pantalla lo que no osamos decirles a nuestros semejantes a la cara.

10 comentarios:

Trolling like crazy dijo...

> "¿Por qué puedo decirle a un desconocido por escrito…"

Porque Internet:
1- no está démodé como un confesor.
2- no es tan caro como un psiquiatra, y
3- no te interrumpe el discurso cada dos palabras como hacen algun@s…

Lan dijo...

Efectivamente, creo que confirma usted, Trolling like crazy, lo que escribí. Gracias por añadir otros tres motivos para comunicarse de este modo.

Ángeles dijo...

A mí lo que más me gusta de internet es que ha revitalizado la comunicación escrita, que estaba más bien abandonada. Con lo bonito que es escribir, ¿eh?

Lan dijo...

Eso parece, pero veremos hasta cuándo será necesario escribir. Las cosas pueden cambiar de un día para otro. Y, como la comodidad es lo que prima, tal vez pronto no será necesario escribir una palabra.
Ya veremos, Ángeles.

zeltia dijo...

que diferencia hay entre una carta en papel a una carta electrónica? -vale sí, más personalizada, la letra y todo eso-
pero lo importante es lo que quiero comunicar, o el desahogo, o el compartir.

Quizá la cuestión radica en dirigirse a desconocidos/as?

... es como esos compañeros/as de viaje, desconocidos/as que comparten tu vida durante unas horas, y quizá nos mostramos más naturales y libres de prejuicios que con aquellos que encontramos a diario en nuestros trabajos; o nuestra familia cuyas relaciones ya están marcadas por las ideas previas que tenemos de ellos y tienen de nosotros.
Nunca somos libres con quienes queresmo, porque siempre existe el temor a herir, o a perderlos, o miles de temores que no voy a enumerar, (tranquilo) ;-)

Un abrazo, Salva.

Lan dijo...

Me parece bien, Zeltia.
Saludos.

zeltia dijo...

el qué?

Lan dijo...

Esas cosas que dices, Zeltia.

Piel de letras dijo...

¡Ay, es que son casi todos idiotas!

Jejeje, usted perdonará la broma, señor Lan, pero a veces (para qué negarlo) he llegado a pensarlo... aunque pudiera ser, (en honor a la verdad) que la obtusa y anacrónica sea yo.

Lan dijo...

También cabe el consolarse, Piel de Letras, con el pensamiento de que el que es bobo lo es por Internet y presencialmente (que no de cuerpo presente).
Saludos.