6 de enero de 2012

La fidelidad


-        Pues, a mí, me educaron así y así pienso seguir hasta la muerte. Porque yo soy una persona de principios, no un chisgarabís de esos que hoy dicen una cosa y mañana hacen otra. Porque la verdad, sépalo usted, no tiene más que un camino. Y no soy yo uno de esos acróbatas mentales, tan al uso, que emplee la palabra para justificar mis cambios de conducta. Porque esas defecciones, en mí, ni existen, ni existirán. Yo, sépalo usted, soy una persona de fidelidad inquebrantable.
-        Usted confunde la fidelidad con la constancia.
-        Ah, ¿pero es que no es lo mismo?

10 comentarios:

zeltia dijo...

Constancia:
Firmeza y perseverancia del ánimo en las resoluciones y en los propósitos.

fidelidad:
Lealtad, observancia de la fe que alguien debe a otra persona.

me pones a trabajar

Aldabra dijo...

vaya, Zeltia se ha adelantado con los deberes...

cada palabra tiene su significado y su matiz.

biquiños,

Ángeles dijo...

Una cosa es la constancia o la fidelidad y otra el acartonamiento. Pero claro, una cosa es la flexibilidad y otra cambiarse de chaqueta cada dos por tres.

Piel de letras dijo...

A mi, lo que me gustó mas, es eso de "chisgarabís" jejeje
¡Linda palabreja!

Lan dijo...

No era mi propósito, Zeltia. No hace falta consultar las cosas, sino, tal vez, pensar en si nos sugieren algo cuando las leemos. Con eso vale. :-)

Lan dijo...

Sí, Aldabra, pero lo que importa es lo que a ti te haya sugerido el relato breve. No es necesario buscar tantos matices.
Bicos.

Lan dijo...

Te veo en la justa medida, como una buena clásica, Ángeles.

Lan dijo...

Pues ahí la tienes, Piel de Letras, y que conste que no es regalo mío. Está en el diccionario y cualquiera puede usarla. Pero llevas razón, a mí también me gusta.

zeltia dijo...

cuando digo que me pones a trabajar me refería justo a eso: pensar.

Lan dijo...

¿Pensar, Zeltia? Ten cuidado, es un riesgo. Tiene peligro y, casi nunca, sirve para nada. Pero, bueno, ahí estamos.
Bicos.