18 de abril de 2012

El pecado de la tristeza


Hay males que se diagnostican cuando acaban con alguien y, sorprendentemente, son males muy comunes. Probablemente un día se determinará que proceden de determinadas carencias orgánicas y que, en puridad, son un conjunto concatenado de desórdenes. Descansará la ciencia. Pero, seguramente, los familiares del desaparecido seguirán ocultando su nombre. Es un proceso que se genera en silencio y en soledad e incluso con incredulidad o descrédito hacia el que reconoce padecerlo. Algunos, que no admiten que se pueda llegar a tener menos miedo a la muerte que a la vida, niegan tal enfermedad: es un pecado. Y, sin embargo, mata.

10 comentarios:

Doctor Brodie dijo...

Estadísticamente, los depresivos son más longevos que los optimistas. ¿Y los bipolares? Mmmm… Estamos trabajando en ello…

Lan dijo...

Bueno, Doctor Brodie, me alegra saberlo. Que os cunda el trabajo y os deseo muchos éxitos.
Y muchas gracias por el comentario.

Aldabra dijo...

la tristeza es una mala comida... muy mala.

no sé si viven más los tristes, desde luego tengo claro que viven peor.

biquiños,

Lan dijo...

Llevas razón, Aldabra. Por otro lado los suicidios no cesan y, según las estadísticas, parece que en Galicia son más elevadas las tasas de suicidio (eso creo) que en otras zonas de España. ¿Qué explicación tendrá?
Bicos.

Aldabra dijo...

es muy facil, el clima, principalmente, además de nuestra idiosincrasia particular... la dichosa morriña.

donde vivo yo hay muchos días grises, tal como suena... neblinosos, nubosos y eso influye mucho.

el sol activa la ¿serotonina? en el cerebro que ayuda a la alegría y al optimismo.

también los vientos.

concretamente en esta zona donde vivo hay muchos suicidios, un médico de la zona había hecho un estudio, creo recordar.

biquiños,

Lan dijo...

Puede que lleves razón, Aldabra. También la geografía puede que ayude. Esos parajes con poco horizonte, llenos de vegetación, con agua del cielo tan abundante que impiden muchos días la vida al exterior... a muchos nos apabullan esas cosas.
Bicos.

Aldabra dijo...

supongo que nuestro verde y nuestros mares tienen un precio y lo pago gustosa.

yo ya estoy acostumbrada a nuestro tiempo y me gusta, no me importa estar en casa cuando toca porque en casa tiene muchas aficciones.

como dice la canción "Ferrol" de Los limones:

Sé que aquí nací, aquí quiero quedar, aquí está mi hogar, donde se acaba el mar... Una canción preciosa que siempre enciende mi emotividad, es decir, me da ganas de llorar (la morriña de lo nuestro):

http://www.youtube.com/watch?v=gKCt4jKEV_k

Fíjate en la letra.

Vivo al lado del mar,
en un pueblo donde
perder es lo normal,
los que pudieron escapar
juraron no volver jamas.
Hoy empezó a llover,
y todo a seguir igual,
igual de mal, igual de bien
y para que, no tengo prisa,
no nací para perder mi tren.
Las rias altas llevaran
los sueños y la realidad,
sera otro dia mas,
simplemente un dia mas.

La fabrica cerró,
las maquinas pararon
se secó el sudor.
La cabeza bien alta
cuando se tiene valor,
para andar por la vida
como el mejor perdedor.
Que importan hoy,
los bolsillos del pantalón
lo que esta dentro se lleva,
se tiene o no.
La costa oeste mirara
toda la vida cara el mar,
aqui me encontraras,
aqui tengo mi hogar.

Se que aqui naci
y aqui quiero quedar
aqui esta mi hogar,
donde se acaba el mar.

Sigo una tradicion,
costumbres que esta vez
mi tierra me enseño
vivir con el misterio
de saber si vengo o voy
y aunque lo tengo claro
solo muestro indecision.
La confusion no es mi defecto
y hasta hoy me entrego como
y cuando quiero solo yo.
Ahora ya sabes como soy,
donde dejé mi corazon
donde mi corazon, donde mi corazon.

Se que aqui naci
y aqui quiero quedar
aqui esta mi hogar,
donde se acaba el mar

biquiños,

Lan dijo...

Gracias, Aldabra. La letra es muy emotiva.
Bicos.

Descalza dijo...

En lo personal, no creo que tristeza y depresión sean sinónimos. Igual que no lo son; soledad y desolación. Se parecen pero no es lo mismo.

Puedo sentir tristeza y pena ajena por ver a la cara a un completo imbécil que antes me importaba, pero no me voy a deprimir por eso ¿verdad?
... no se, solo se me ocurre.
jajajaja

Lan dijo...

Llevas razón, Descalza.
Pero erre que erre.