24 de octubre de 2012

Gracias



Aunque se tenga la mente afianzada en lo sutil de la esperanza, tan sutil que casi parece milagrosa, existen personas que con sus hechos la afianzan y hacen que el escepticismo muera un poco y que se note en la garganta un agobio de emoción inesperada que te vuelve casi joven de repente.
Uno prefiere acostumbrarse a los olvidos, porque la vida le enseñó a darlos por hechos. También teme las muestras de aprecio exageradas, pesadas como piedras al cuello. Sin embargo, lo imprevisto, derrite el plomo de los tristes pensamientos y te devuelve al bienaventurado mundo de los frágiles.

17 comentarios:

zeltia dijo...

el bienaventurado mundo de los frágiles.

Lan dijo...

Del que nos empeñamos en salir cuando, en realidad, es el único al que pertenecemos. Supongo, Zeltia.

Isidro dijo...

A ti, por tanto cuanto nos das.

Insumisa dijo...

¡Que bonito mensaje!
¿Encontraste un Juanito Manzana en tu camino? (Supongo que conoces la historia del hombre que deambulaba por ahí, plantando o sembrando manzanos para que otros descansaran a su sombra y/o comieran de sus frutos)
:)

Lan dijo...

Este pequeño artículo, Isidro, es para agradecer una visita que tuve ayer.

Lan dijo...

Seguramente, Insumisa.
Me alegro de que te gustase.

Isidro dijo...

Solamente con el título y la foto, del paraje comprendido entre Robredarcas Semillas y Zarzuela, ya estaba meridianamente claro.

Lan dijo...

La foto, Isidro, pertenece a un paraje de uno de los montes públicos del término de La Mierla, cerca de la linde con el término de Retiendas.
Me llamó la atención el círculo que hay grabado en la roca. He visto algún otro en la provincia y me pregunto si serán símbolos antiguos de delimitación de territorios. Tal vez de la Prehistoria. O puede que mi interpretación sea demasiado imaginativa.

Isidro dijo...

¡Casi... acierto!

Aldabra dijo...

sigo creyendo en las personas, a pesar de todo; sí, soy frágil.

eso sí, nunca espero nada de nadie, para evitar frustraciones... y lo que venga, bienvenido sea.

biquiños,

Lan dijo...

Sí, Isidro. Pero, en tus andanzas, ¿te has fijado en algún círculo en la piedra semejante al de la foto?

Lan dijo...

Con los años, Aldabra, nos vamos blindando. Sin embargo, algunas veces, sucede algo bonito y se nos desarma la armadura.
Bicos.

Isidro dijo...

La verdad es que no, y no tengo ni idea que significado tiene.

d:Deíca-r dijo...

Pues es alucinante, fue lo primero que me llamó la atención de tu "ortofoto". Y el terreno vacío, ese gran polígono gris, es piedra?
Podría ser, aunque la explicación más sencilla es la más válida.
Sí, en ese cruce (donde la vieja caseta caminera, o donde el tejo viejo) donde los de la provincia limítrofe izquierda van a saquear los pinos de níscalos...con una usura que la ansiedad les puede; se matan como famélicos
Salud, Libertad y Montaña...que no todo son hierbas

Ángeles dijo...

Me viene muy bien leer estas palabras en estos momentos, Lan. Gracias.

Lan dijo...

Sí, Beato, es piedra. Y sí, de nuevo, esos pinares se pueblan en estos días de gente buscando níscalos.
Pero esas señales circulares, grabadas profundamente en la roca, llaman mi atención. Sólo tengo dos localizadas. La una, la de la foto, la otra, en el Barranco del Hierro, entre los términos de Naharros y Robledo de Corpes.
Saludos.

Lan dijo...

A veces, Ángeles, las palabras de los desconocidos son sedantes inesperados.
Gracias a ti por pasarte por aquí.