5 de diciembre de 2012

¿Pecado original?



El pecado menos original es coger lo que uno no debe. Ya empezaron Adán y Eva de robamanzanas y la costumbre no se ha perdido. Es más, cada día está peor visto no aprovecharse de lo que se pueda. La rapiña generalizada parece que ha llegado a ser, si es que no lo ha sido siempre, nuestro sistema de vida.
-        Pero, usted está loco, ¿cómo vamos a vivir en esa ignominia generalizada?
-        Muy fácil, haciendo lo que ya hacemos: legalizándola.
-        ¿Y usted cree que las leyes están para eso?
-        Exactamente.

4 comentarios:

d:D´ dijo...

Lan, ya te pareces a quien yo me sé...
Razón hay en tus concisas palabras.
Me gusto eso de llamarles a esos estómagos comprados, robamanzanas; pues ya les había dicho que podían coger lo que se les antojase, sin inmutarse[aquí se encuentra esa manía que tiene ese pueblo sobre su tierra "prometida" ¿Por quién?]. Cuando de esta forma los tenía comprados.
Eran estómagos agradecidos. Éste es el problema.
Deica logo
dl·S

Lan dijo...

Sí, Beato, el asunto es que un robaperas o un robamanzanas se la juega, éstos tienen el asunto resuelto porque el calibre de sus robos requiere cómplices porderosos, influencias e información de que, entre las élites, son muchos los que hacen como ellos. Así que el poder les ampara. Cómo no.
Saludos.

Aldabra dijo...

pues no es tan descabellado... ¡si por muchos fuera!

biquiños,

Lan dijo...

Más que descabellado, Aldabra, creo que es así.
Bicos.