12 de marzo de 2013

Viviendo con sonrojo



Buda no pide. Rubio, su perro, le acompaña siempre. Viven en la playa.
Hoy un concejal le ha mandado sentarse bajo el parasol de una terraza.
-Una cerveza para Buda.
-Yo solo habla polaco.
-Sin problemas. Yo hablaré.
El concejal se engola ante la televisión local:
“Es una historia de amor. Buda y el Rubio son inseparables. No quiere irse a un albergue porque le separan de su perro. Este ayuntamiento le proporciona jaula y atención veterinaria para que ambos puedan trasladarse al albergue de la capital.”
Y, con esta caridad televisada, Bodo y el Rubio desaparecieron de la turística playa. ¡Viva España!

6 comentarios:

b:Deíca-r dijo...

Ostras!, me has dejado perplejo cómo se puede romper la felicidad por un plato de lentejas. No sé cómo interpretarlo, si con eso conseguía el sueño de su vida, terrible y/o feliz, de libertad o con eso rompía la promesa con la libertad...
Aunque pienso que fue valiente y ellos, no les parecía cara la petición y accedieron a cumplírsela, podían deshacerse de tan "ruinosa" figura.
¿Tanto daño les hacía a la "marca de su playa", a la famosa "marca" en general?
Fue valiente pues sabiendo de su incomodidad supo negociar un futuro próximo mejor para ambos que un presente lugar incierto.
Esa sí es una verdadera historia que con tus idas y venidas comprimes en poco espacio; cómo el que ellos necesitaban.
Un gran hombre para su amigo can.
Deica

zeltia dijo...

recuerdo otro alcalde que se limitaba a meter a los indigentes en autobuses y dejarlos por madrid.
o algo así.

Lan dijo...

Amigo Beato, algunos consideran logros de las "marcas" cosas que a otros nos parecen denigrantes.
Saludos.

Lan dijo...

La variada fauna de políticos que nos gobiernan cavila sin cesar y ya no se resignan ni siquiera a no poder echar de un sitio al que no tiene ni casa. Y con ayuda de la tele, para que su gesto se aprecie y se compruebe la nobleza de sus almas. Cualquier cosa es posible, Zeltia. En poco tiempo puede que la vida normal no esté al alcance de casi nadie.
Bicos.

Insumisa dijo...

Me preocupa la vida del Rubio. Desaparecido en un albergue y sin reclamo, está condenado a ser asesinado. Eso pasa acá con las mascotas que caen en la perrera municipal.
¿Bodo o Buda?
Aunque desaparecido de la playa pública, corre menos peligro de ser asesinado que el Rubio.
:(

Aldabra dijo...

que fuerte me parece!

siempre me pregunto porque algunos indigentes, marginados o como queremos llamarlos se dejan acompañar por perros fieles que no abandonan pase lo que pase... me lo planteo muchas veces, en serio.

y ahora que vivo muy en contacto con los animales creo que lo entiendo.

biquiños,.