18 de agosto de 2015

El tiempo se mide a sí mismo

Duradero y barato, pese a no ser de serie. Este adelantado a la ecología, sin batería, mantenimiento, cuerda ni mecanismos, es resistente a lo que mide. Y, tras cientos de años funcionando, se puede asegurar que jamás adelantó o atrasó una milésima de segundo.
Pesado para llevarlo en la muñeca, de eso y de que no funciona por la noche ni en los días nubosos, se valieron los suizos que son mercaderes observadores e ingeniosos. Pero las noches, para su relojero, eran seguramente monopolio de lobos y, en los temporales, mejor quedarse en casa. Medía otros tiempos, tiempos humanos sólo.

6 comentarios:

d:D´ dijo...

Duradero sí, pero fugaz a cada segundo
Otros que, aunque se repitan "clonándose", en el "rep(l)icar" de campanas, nunca volverán.
Se podrán "marcar", los tiempos, (en las paredes, también) pero no por ello para ni parar. Somos esclavos del tiempo que a poco que avancemos nos mata dejándonos cicatrices importantes.
Al tiempo viruelas y sus representaciones, como esa de luz solar, son una forma más de las muchas que corporizan lo más abstracto; pues si hay algo verdaderamente intangible es que ora definen y por lo tanto ora lo otro. Dos comportamientos distintos en uno solo; como energía medida que como partícula es su sombra y nos dice qué es sólo la mitad de lo que puede ser. Y de ahí que la verla demos cuenta de cuánto corre...
Pétreo se queda en las horas muertas de la noche.
[hay un modelo bizantino de bolsillo y tres aros. Marcan un punto de luz "orientada" cual partícula "puntual" y precisa]

Y aquellos que postularon alejándose de ellos bajo las estrellas a velocidad absurda teorizan con la nueva fuente de la juventud...pero sólo respecto a los otros, los que fijos la mirada en esa pared de la caverna adolecen de verlos regresar antes de que fuera demasiado tarde. El tiempo es inexcusable aún viajando a través de él o adelantándonos mediante hipervelocidad. Ni la gravedad que lo sometiese resuelve la ecuación y la duda en cada renovación futura.
Por lo tanto, el pasado sólo es parte de la memoria, un recuerdo vago y aunque vivido no existe. El futuro se hace presente y desespera a quién pendiente esté de sus segundos sin ver, antes, los primeros...de postre recomiendo dejarlo pasar y tomar café sin prisa.
Pues eso. Qué efímera es la vida de una supernova - dijo la galaxia

Lan dijo...

Gracias por tu prolijo comentario. Veo que sigues leyendo lo poco que últimamente escribo y siempre recibo, en tus comentarios, más vehemencia y cultura de la que yo transmito.
Saludos d:D'.

Ángeles dijo...

Se suele decir que el tiempo lo cura todo, pero también acaba matándolo todo. Por eso me encanta la frase "resistente a lo que mide". Seguramente la piedra y el sol sean lo más duradero que existe, por lo menos en términos humanos; aparte del propio tiempo, claro, que ése si que es eterno.

Lan dijo...

Puede que los seres humanos seamos también medidores de la vida, taquímetros de nuestra existencia pero, el tiempo, lo resistimos mal. Y, en general, lo medido acaba con con las capacidades de medir que tienen casi todos los aparatos. O quizás lo medido simplemente no exista ya sabes, Ángeles, lo de Parménides y Heráclito. No salimos de círculos.

Zeltia dijo...

Sencillo reloj de piedra. Es ese haber nacido de pensar, de la repetición de los días, del eterno estar, el que hace que le mire como a algo mágico. A fuerza de alejarnos de la naturaleza, lo natural nos parece cada vez más sobrenatural.

Me salió un trabalenguas.

Lan dijo...

Zeltia, lo que muchos sentimos lo dices tú muy bien en tu última frase.