18 de febrero de 2016

La inteligencia emocional

A veces, eminentes médicos no saben tratar a los enfermos, ilustres catedráticos no saben enseñar y virtuosos filósofos y teólogos no conectan con sus semejantes. Muchos intelectuales son especialistas en las más intrincadas materias del conocimiento pero su inteligencia intelectual les lleva a un mundo aislado, son como motores sin transmisión. El carecer de inteligencia emocional les convierte en inútiles e, incluso a veces, en desdeñosos maltratadotes de sus semejantes, porque el ambiente, el deseo y el ánimo, que ayuda a curar, a enseñar o a tener creencias, pasa por los sentimientos de las personas antes que por su intelecto.

2 comentarios:

Ángeles dijo...

La inteligencia emocional a mí me parece uno de los grandes conceptos de nuestra época. Pero me parece que no es algo muy conocido, quizá porque hay mucha gente que no tiene de eso. Para su mal propio en muchos casos, para mal de los demás en muchos otros .

(I owe you an email, not forgotten, just delayed)

Lan dijo...

Así es, Ángeles. Y lo triste es que en campos tan importantes, entre otros, como la enseñanza, sin ella, no se podrá lograr ningún cambio efectivo.

(Sure. Thanks, but we are not in a hurry)