14 de abril de 2016

Anarquía y conformismo (devociones patrias)

Toda mentira es verdad hasta que se demuestre lo contrario y, a veces, ni aún así. Hay que presumir la inocencia hasta cuando el culpable se jacte del delito. La justicia aquí es “garantista” y, aunque muchos no pillemos la finura de la broma, democrático favor que se nos hace. Tenemos hasta lo que no necesitamos pues, algunas finezas, sólo se gestionan en los bufetes de abogados de prestigio.
No caigamos en la tentación de unirnos a la anarquía fiscal, porque la viabilidad de España sólo la garantiza la cohesión que tenemos, la mayoría de los españoles, en el conformismo.

4 comentarios:

Anónimo dijo...

A esta firma le ha caído una buena en dos o tres sentidos:
1ª__ O le viene cojonudamente el asunto por parecido y colonial (lo de colonial, por colonia...aromática y habiéndolo sido en el Descubrimiento)
2ª__ O le está sentando como un jarro de agua fría y en Canal, incluso de Isabel IIª; y ya sabemos de qué hablamos
3ª__ Tanto buscar a Jack que se están destripando, no sólo terrones, si no cuerpos físicos del delito de aquellos que con la boca llena se les llena la ídem de patriotismo y otras sandeces o vilezas. Y es que el destripador le está haciendo el juego al golum de Hacienda (a veces tiene ese tono de doblaje...y parecido) sabiendo que antes que caigan ellos, otros los preceden. ¿Por qué?
Sencillo, quieren que les vayan calentando y adecentando las cárceles para cuando ellos lleguen. Rodarán más cabezas
Ay, no; seguramente no sea más que un apaño para otra amnistía desas o desotras desastrosas.

Lo del Destripador -como aquel Sastre de Pana-má también pasó por Valencia, es de terror
¿Quieres saber cómo los descuartizaba en aquella street?

En CANAL: Los agarraba, las ESTRECHÓ entre sus manos zanjaba en CANAL sus vidas...

Por entonces yo viajaba en balsa desde Cuba a Miami y como un torpedo, voz en grito, decía:
__¡Aguántenle, camaradas, aguántenle! Que para cuando me resuelvan ustedes el asunto ahí, yo me regresaré para formar gobielno, gobielno. Me esperen en el Malecón si es que fuese necesario...

(Y pensar que en Santa Elena vi unas cuantas veces cine; qué familiar se me hizo esa ventanilla de la taquilla. En algunos lugares no pasa tanto el tiempo y se puede envejecer tranquilamente; pero lo que más me gusta, de lo mucho que me gusta, es tomar por allí y más abajo perdiz escabechada. Excelentes y formidables como siempre tus concisas frases de menos de Todo a cien-do filigranas. Con tanta enjundia que de ellas se puede esperar cualquier buen significado y además atemporal.)

Lan dijo...

Muchas gracias, Anónimo, por tu comprensión y, también, por tus hipérboles y demás figuras literarias que, a veces, me anonadan.
Y gracias por la molestia de comentar tan generosamente mis pocas palabras.
Saludos.

Zeltia dijo...

Es mucho, el "anónimo" que por donde pasa es imposible no reconocerlo. Y ya me lié con sus juegos de palabras y se me olvidó lo que iba a decir :(
Algo de la cohesión del conformismo...

Lan dijo...

Llevas razón, Zeltia. Imposible no reconocerlo. ;-)