25 de mayo de 2017

Volar sobre palabras


Abrigaños, aguazares, alcores y tesos, vaguadas, caballones, escorrentías, espuendas, hazas, lavajos, lucios, marjales, mohedas, navazos, pegujales, pobedas, rispiones, sardones, arcabucos, laderas y cotarros dejan al lector en el sitio justo al que el escritor quiso llevarle. La precisión del lenguaje es brujería que transporta a lugares que sólo existen en algunas memorias. 
Atochas, aulagas, bacillares, fustas, majuelos, estepas, carrizales, junqueras, choperas, pinedas, marojales y cambroneras pueblan esos lugares de una flora que supera al vulgar comodín de la zarza, escapa a la vaguedad de la maleza y hace de la mente un ágil pájaro que viaja tras cada nueva curiosidad.

7 comentarios:

Ángeles dijo...

Sí, y a mí me has dejado perdida en este campo, que es natural y semántico. Pero no importa, porque perderse en un campo semántico es jugar a esa brujería de las palabras que a mí tanto me gusta.

Sara dijo...

Todo eso que has dicho deja al lector en el sitio;), pero clavado en el sitio... Pero suena tan bien...

Besos.

Lan dijo...

En esos campos, Ángeles, se encuentran, como sabes, muchas flores nuevas. Y nunca terminan de aparecer más y más de ellas si seguimos recorriéndolos.

Lan dijo...

Sara, nada de quedarse en el sitio. A moverse y buscar que, para el proceloso mar de las palabras, está el salvavidas del diccionario. Creo que doña María Moliner fue una gran socorrista a tiempo total. :-))
Gracias.

palomamzs dijo...

Voy a por el flotador porque muchas no las conozco.
Qué pobre se ha vuelto nuestro vocabulario.
El tuyo no.

Lan dijo...

Gracias, Palomamzs. Pero sí que es pobre mi vocabulario para la mayor parte de esas cosas nuevas que se denominan con la jerga inglesa tan de moda. La tecnología y la globalización harán que nuestra lengua y las demás tengan una evolución muy acelerada por la tendencia natural a entendernos cada vez más con mucha más gente de otros sitios. Eso puede que suponga un cierto "aculturamiento" pero creo que es inevitable y tendrá otras ventajas.

Conxita Casamitjana dijo...

Lan he tenido que echar mano del diccionario para poder saber el significado de muchas de esas palabras que en algunos casos no había escuchado y en otras seguramente las había leído y por el contexto uno acababa sabiendo el significado pero en este caso no era así, así que he tenido que saber que escorrentía era agua de lluvia que discurre por un terreno o que los pegujales son pequeñas porciones de siembra o de ganado y así he seguido, después has continuado con las plantas y me he sorprendido con las conocidas parras o bacillares, me ha encantado descubrir esta interesante selección de palabras relacionadas con la tierra.

Felicitarte por esa nueva muestra de tu gran vocabulario y qué pena el empobrecimiento que tenemos usando las mismas limitadas palabras una y otra vez.

Un saludo y un placer aprender contigo.