22 de septiembre de 2008

Españoles


Somos un país turístico pero nos disgusta que los extranjeros opinen contra nuestras fiestas sangrientas. Nos desagrada que piensen que disfrutamos presenciando o participando colectivamente en actos crueles contra los animales. Y, para disimular, llamamos a estos eventos tradiciones, historia, cultura, ritos, legados… y cuantas palabras discurrimos para ennoblecer con una pátina respetable nuestras diversiones más salvajes. Y como, pese a todo, no cuela, les miramos finalmente con ese orgullo bobo y ciego que nos hizo famosos en Flandes y con esa soberbia que conoce medio mundo y, no sabiendo qué hacer, decimos con solvencia firme: ¡Qué sabrán ellos!

5 comentarios:

VF dijo...

buen punto...fui extranjero en tu pais, la verdad me fue bastante bien, no tengo nada malo q decir, pero si se que muchos de los que estuvieron en mi posicion no corrieron con la misma buena suerte... por cierto gracias por mirar mi blog y por el corto comentario... lo retomo y vuelvo y revuelvo mas a modo de catarsis q de "comunicacion", pero me agrada q alguien al menos deje su firma alli

Zeltia dijo...

soy egpañó ¡casiná!

Lan dijo...

!Y olé!

Piel de letras dijo...

Pos... yo na'... o casi na'

Lan dijo...

Ya veo que no eres "tan" nacionalista como Zeltia.
;-)