3 de octubre de 2008

Patriarcas


Llevaban siempre la cabeza cubierta. En la diestra garrota decorada. Chaqueta siempre, pelo corto y corbata. Zapatos negros de cuero bien lustrado. Camisa blanca. Capa plegada al brazo izquierdo si el calor apretaba. Hijos y parientes alrededor, como comparsa, con ropas a la moda, siempre ajena, cosa sin importancia. Todos advenedizos. Ellos eran los únicos que estaban en su sitio, los demás casi sobraban. Eran los patriarcas.

2 comentarios:

Yo, la del desierto dijo...

¡Eres altísimo! :S

Y los patriarcas... me recuerdan a mi abuelo. Aunque aquí, eso de llevar chaqueta no se da mucho. Hace demasiado calor la mayor parte del tiempo.

Lan dijo...

Para los patriarcas la chaqueta era una prenda de respeto, el calor o el frío eran cosas subsidiarias. Sólo el respeto debía ser inmutable. ;-)