15 de octubre de 2008

Privado


Los que no sean de la guerra a callar, que no hacen más que estorbar y no dejan matar con tranquilidad. La guerra tiene cosas buenas y cosas malas, ya se sabe. Como las bromas del pueblo. Al Jacinto le matamos en fiestas, pero qué bien lo pasamos. Su padre dijo: Me habéis dejao sin hijo, pero me he reído… Y es que el que no aguante bromas que se vaya del pueblo, coño.
En las salvajadas taurinas se dice lo mismo: Quien no sea de aquí que no opine. Gila no inventó sus personajes, andan por ahí respirando.

2 comentarios:

Piel de letras dijo...

De alguna manera (digo yo) todos tenemos una fiesta privada dentro. Los que entran y se quedan son los menos,los que pasan y se van son los mas.

Me gustan tus fiestas.

Ojalá que pueda quedarme en ellas.

Besos

Lan dijo...

Ya ves que no me opongo. Al contrario.
Besos, mujer del desierto.