2 de noviembre de 2008

Change we need

Forzados a poner ojo y oído en una campaña electoral, la de los USA, en la que no tendremos voz ni voto, parece que asistiremos a la refundación del capitalismo, del liderazgo estadounidense, de los derechos humanos, del derecho internacional, de la justicia y de muchas otras cosas que se han ido escacharrando y andan por ahí de cualquier manera. Y no sólo eso, sino que se vaticina el entendimiento y comprensión hacia los pobres, los enfermos, los viejos, los débiles… A lo tonto igual refundamos la caridad o, lo que aún sería mucho peor, el socialismo.

2 comentarios:

Piel de letras dijo...

No se... es un cambio drástico para el país mas racista del mundo. Nos pega a todos. De hecho aquí, en la frontera norte, donde estamos "tan lejos de Dios y tan cerca de los gringos" se vive el día a día de la incertidumbre. Los tipos de cambio fluctuan de manera vergonzante, alguien especula alegremente, mientras nosotros (el pueblo) sufrimos las consecuencias.
Me gusta Obama... por lo que significaría en la historia de la humanidad... y por que es guapo ;-)
Jajajaja
Saudades y besísimos.

Lan dijo...

¿Racismo? Pero si eso no existe. Ocurre lo mismo que con el machismo. Nadie reconoce serlo. Debe de ser que quedamos cuatro ;-)
Ese puntito ese final de la guapura te quedó bien después de tanta seriedad. Claro que se comprende porque ahí les tenéis encimaza.
Besos