27 de enero de 2009

CLIA (Castilla-La Mancha Intelligence Agency)


Me da vergüenza lo que les interesamos, me da vergüenza tanto sinvergüenza. La competición entre partidos se vende como inevitable. Vale. Pero ahora ya no es entre partidos distintos, es que dentro de ellos se permiten guerras intestinas por el poder y, al parecer, no hay ya autonomía en este maremágnum proceloso, en el que cada cual lucha por sus prebendas y su independentismo, en la que no haya servicios municipales y autonómicos de espionaje, contraespionaje y recontraespionaje, representaciones diplomáticas en el extranjero y supongo yo que, ya puestos, ejércitos clandestinos de paramilitares. Cada día son más sinvergüenzas. Se superan.

2 comentarios:

Zeltia dijo...

hay una pesona cercana a mí que dice que no vota por convicción.
discutimos sobre eso cada vez que hay elecciones.
yo, no sé si por convencimiento, pero por... qué palabra pongo?, por... impotencia?, frustración? vergüenza? quizá deje de hacerlo.

Lan dijo...

Por ese camino vamos... creo que muchos. Quizás mitad por asco mitad por desengaño.