23 de marzo de 2009

Con el gato


Bien mirado, el que está a favor de la vida, o sea ese circunloquio tramposo que han inventado los obispos para estar en contra del aborto, que no se ponga condones cuando tenga relaciones sexuales pues estas son para reproducirse, sagrada obligación, y quienes ni siquiera tengan relaciones sexuales que se pongan a la obra que para algo el Creador les dotó de gónadas, gametos y todo el aparatito ad hoc.
Y quienes no obedezcan, es que están en contra de la sagrada vida. Miren, tómenme por lo que quieran, pero me quedo con el gato. ¡Pues va un trajín!

5 comentarios:

Zeltia dijo...

jajaja, pues chico, el papa se contradice, porque mucho estar a favor de la vida, y al recomendar la abstinencia, cuanto semen juvenil -y no tanto- desperdiciado en poluciones nocturnas! -millones de vidas a la lavadora-

Lan dijo...

Me lees el pensamiento. Echa un vistazo, si te apetece, a un artículo reciente en Aceptando lo que venga que se llama Benedicto y el lince. Vamos a parar a lo mismo ;-)

LM dijo...

outra para o gato!
beijos

Lan dijo...

Gracias por la solidaridad. ;-)

Zeltia dijo...

Está cojonudo el post ése que referencias

Aceptando lo que venga: Benedicto y el lince.