26 de marzo de 2009

Tímpano didáctico


En el tímpano de la Epifanía de la iglesia románica de Santiago en Agüero (Huesca), ocupa el centro la virgen con el niño en su regazo. A su derecha dos Reyes Magos en pie y otro arrodillado que besa con unción un pie del niño. A su izquierda aparece un San José muy anciano que, plácidamente, duerme sentado con la cabeza apoyada en la mano derecha y la mano izquierda apoyada en un bastón. Es enternecedora la imagen de beatífica ausencia del santo, ajeno al mundo, al demonio y a la carne, tal cual a todos convenía que fuera.

2 comentarios:

Zeltia dijo...

mira tú a que reflexión te llevó la observación artística del tímpano!

yo creo que pensando en no ser tan pánfilo como san josé nació el refrán "bueno sí, pero no tonto" (aunque yo creo que se hacía el tonto,o que al fín, tantochemetén, tantochemedá, que es lo mismo que le era indiferente)

Lan dijo...

Y, ¿no llegaremos todos en más de un sentido a ser como el santo? ;-)