23 de abril de 2009

Elogio de la simplicidad


“No saldremos de la crisis económica hasta que no salgamos de la crisis moral", el cardenal Rouco Varela dixit. Así da Rouco por sentado que tenemos una crisis moral, cosa dudosa, haciéndola corresponder con la crisis económica, cosa evidente. Si la crisis económica fuese una consecuencia de la supuesta crisis moral inferiríamos que estos años pasados de bonanza lo fueron porque no había crisis moral. ¿Será, tal vez, la crisis económica una consecuencia de discrepar con los criterios de la iglesia católica? ¿Podrá arreglarse entonces la crisis económica haciendo cuando a Rouco se le ocurra? ¡Condúzcanos a buen puerto, cardenal!

4 comentarios:

lohengrin dijo...

En eso está el cardenal,ya tiene cita con la Sra.Salgado y su alter ego...y nosotros a rezar

Lan dijo...

¿Con la señora Salgado? ¿Qué insinúas, Lohengrin? Supongo que no tendrá nada que ver con los presupuestos, que el cardenal es un hombre de Dios...¡No sé cómo te atreves!

Zeltia dijo...

pues a ellos también les habrá afectado algo la crisis, porque ya tienen que poner anuncios para recaudar sus "diezmos voluntarios"

Lan dijo...

Zeltia, la iglesia tiene fieles y sus fieles lo son hasta un extremo que no necesitan anuncios ni recaudaciones, solo suaves recordatorios para cumplir con sus amorosos deberes. No lo olvides. ;-)