13 de mayo de 2009

Ocupados y contentos


Si hay dos autonomías que tienen aspiración a serlo o, sin más, se consideran nación, aparte claro de La Mancha, siempre universal y eterna, esas son Catalunya y Euskadi. Y, ¿puede saberse qué hacen sus equipos estrella disputando la Copa del Rey de España? ¿Qué hacen aspirando a recibir el trofeo de las regias manos de Su Majestad? Aparte de alta traición, ¿no es esto un sinsentido?
- Pero, cariño, el fútbol sólo es fútbol.
-Sin ton ni son.
¡Tonto el haba! ¡Tonto el haba! Oé, oé, oé…

8 comentarios:

lohengrin dijo...

Una vez mas tienes razón,esto es un sinsentido de una naciones sinsorgas...pero,un dato mas del pais que hemos creado como "jilipoyas"
Muacs

Lan dijo...

Cómo te comprendo cuando me das la razón. ¡Coño, estoy contigo!

Lan dijo...

Por cierto, si tu puesta entre comillas de jilipollas significa que piensas que se escribe con jota, te sugiero que mires en el diccionario. A mí también me pasó.

Lan dijo...

Y también con elle, añado. Dechado de ortografía, loba.

lohengrin dijo...

El entrecomillado responde a un gilipollas caprichoso,vamos,como el estado de la supernación que tenemos.
¿Como voy a dudar yo,humilde lectora,de tu ortografía?por dios bendito...
Te confieso que,ahora,con el corrector ortográfico que nos brinda windows,ya casi no consulto el María Moliner,que pesa mucho...

Lan dijo...

Ah, pero María Moliner no era una marca de cosméticos, ¡no me digas!

Zeltia dijo...

yo desde que en mi tierna adolescencia me enteré que los "jugadores del depor" no eran de coruña... ya no tuve más ardor patriótico local hacia el fútbol.
y luego viendo a los jugadores ir de un equipo una temporada a jugar en otra con el equipo rival... pofavó pofavó, después de eso como me va a sorprender que equipos de fútbol que representan entrecomillas que no pongo a nacioanalidades entre comillas que no me da la gana de poner, se sonrojen siquiera al recibir de manos de su majestad la ansiada copa?

Lan dijo...

Efectivamente. Ni el fútbol es ya representativo ni verdadero. ¡Cómo para meternos en más profundidades!