25 de junio de 2009

Allegro ma non troppo


Mientras miro las caras de estas mujeres, me dejó abrumar por los sentimientos que expresaban. Me parece que estoy ante brillantes notas musicales con su contrapunto. Las caras de las mujeres, al menos las de éstas, me parecen espacios abiertos. Son como los campos llanos, sembrados de cosas sencillas: de ilusión, felicidad, alegría, tristeza… de cosas que simplemente son, de lugares sin artificio, de aleteos de jilguero, tórtola, oropéndola o lúgubre ala negra de cuervo. Expresiones instantáneas, sin pretensiones, capaces aún de hurgarte por dentro y demostrarte que eres vulnerable. Y explicarte después por qué te gustan tanto todas ellas.
.

4 comentarios:

Zeltia dijo...

me miraron desde el papel. la novia la más radiante, la más emocionada, la más excitada. pero la mujer mayor tiene una mirada diferente...

Lan dijo...

Claro que la mujer mayor tiene una mirada diferente. Ella es el contrapunto.

Piel de letras dijo...

Es que ella sabe algo que las otras aun no. Por algo es la mayor. "Mas sabe el diablo por viejo, que por diablo".

Lan dijo...

Seguro que debe ser por eso. Es un fragmento de una foto más grande pero las caras de estas cuatro mujeres me llamaron la atención.