18 de junio de 2009

Falacia


Leo, con una mezcla de asombro y vergüenza, que se felicitan los dirigentes de los partidos políticos porque creen que la corrupción no tiene efectos electorales. Esta felicitación destila cinismo. ¿Qué infieren de esto?
Que la corrupción, a condición de que sea generalizada, no es preocupante. Que no vale la pena combatirla, porque sus efectos electoralmente son despreciables. Que debe tolerarse como modelo económico alternativo. Que los ciudadanos la dan por inherente a la política.
¿No deberían avergonzarse de los últimos índices de abstención?
- No, era para Europa y estuvo muy repartida.
Creo que el cáncer tampoco tiene efectos electorales.
.

2 comentarios:

Zeltia dijo...

la verdad es que los que son fieles, lo son, son, son; y votan y perdonan y perdonan y votan y justifican.
pero me cuesta trabajo creer que todos los otros que somos infieles, no se nos note en las urnas, aunque sea con la abstinencia, porque sí que cada vez tenemos más interiorizado que la corrupción va aparejada a la política; poder, dinero, corrupción y cargos políticos. van de la mano.

Lan dijo...

Me asquea el hecho de que, si decido votar, termino votando contra alguien y no a alguien. Supongo que se entiende y, para votar así, no sé si vale la pena.