24 de junio de 2009

Hay excomunión


Monseñor Martínez Camino, portavoz de la CEE, dice que excomulgarán a los sanitarios que practiquen el aborto y que ningún católico coherente con su fe podrá dar su voto para aprobar esta reforma del mismo. A estos últimos no sabemos qué les harán si incumplen.
A los apóstatas, ateos, agnósticos, aconfesionales habrá que añadir ahora a los excomulgados y votantes de la reforma. ¿Echarán también a los que no lleguen vírgenes al matrimonio? Si añadimos la crisis vocacional y los efectos adversos de la pedofilia, se van a quedar en una asociación de barrio modestita. Con lo que eran.

CEE.- No es la Comunidad Económica Europea, sino la Conferencia Episcopal Española.

6 comentarios:

Piel de letras dijo...

Ay Soros ¡por favor! ellos se inventan los pecados y luego venden las "indulgencias". Con eso garantizan la entrada al "cielo" de cuanto pecador confiese estar arrepentido y pague generosamente por ello.
¿Qué otro credo/dogma/religión ofrece tanta hermosura?
Hijo, así puedes pecar hasta que se te hinche el ombligo y luego lo solucionas ya viejo y enfermo con lo del arrepentimiento. (estos pensamientos me ganaron buenas reprimendas cuando de niña tomaba el catecismo) jajajaja
Y ya estoy "mas p'allá, que p'acá". (otro dicho de mi tierra) APRÉNDETELO ¿Eh?

Lan dijo...

Podemos matar a cualquiera.
¿Cómo lo solucionaremos después?
Bien sencillo, para eso está la confesión.
El dicho de tu tierra, esta vez, lo es también de ésta y quizás escriba algún artículo en el que lo use.
Pero gracias.

lohengrin dijo...

Me haré objetora de conciencia cuando venga el monseñor a pedir calmantes...

Lan dijo...

So pretexto de que pueden acortar su vida, esa que es patrimonio divino, nada de calmantes. Que, como todo el mundo sabe y la ciencia ha demostrado, las enfermedades son pruebas que manda el Señor.
Así que, Lohengrin, mantente en tus trece.

Zeltia dijo...

ya, entonces, de la eutanasia ni hablamos.

(lástima que no vea yo tan cercana la asociación modesta)

Lan dijo...

¿Cómo te explicas entonces que no quieran borrar de sus listas a los que se autoproclamen apóstatas?
Porque la realidad les avisa que o espabilan o se están quedando, de veras, en na. Vaya peña.