14 de agosto de 2009

¡Viva San Fermín!


El día diez de julio un toro mató a un hombre en el encierro de los sanfermines. ¿Tan agradable y excitante es ponerse voluntariamente en peligro? ¿Por qué nos gusta asumir riesgos que pueden pagarse con la vida?
El hecho de que a mí me parezca una estupidez, creo que no significa nada. Miles de personas se ponen voluntariamente en riesgo sin necesitad, ni motivo alguno. El porqué no lo entiendo.
Ha pasado más de un mes, para qué ha servido, quién se acuerda.
- ¡Viva San Fermín!
Pues que viva, pero ese chico ya no vivirá.
.

2 comentarios:

Piel de letras dijo...

¿Es una queja?

Lan dijo...

No es una queja. Es un lamento hacia una estupidez que no comprendo.