13 de agosto de 2009

Playa


De acuerdo. A los españoles nos gusta la playa, los cañazos con fritanga en el chiringuito, la piel ardiendo de sol, de arena y de medusas, los paseos marítimos tumultuosos, la pizza semicongelada, la comida basura, los menús del día, las discotecas costeras, los cubatas…
Duele reflexionar sobre esta cutre vida veraniega y estar contento además porque, pese a la puta crisis, aún nos queda para pagar el apartamento playero. Pero, ¿hay otra solución?
Aspirando a toda esa mierda, desde luego que no. Pero, por variar, os recomiendo los pueblos de la Alpujarra alta. Eso sí, no hay playa, majetes.
.

6 comentarios:

Ángeles dijo...

Me alegra comprobar que alguien más tiene la misma opinión que yo del ambiente cutre-playero veraniego.

Lan dijo...

Puedo visitar lugares con playa pero desde luego por la playa no suelo aparecer.

Piel de letras dijo...

A mi me gusta el mar. Es subyugante. Las playas limpias, de arena blanca y con poca gente.
También me gusta la montaña. Los cielos intensamente estrellados y las regiones con mucho follaje y buen clima.
Caminar descalza donde no haya guijarros, bichos o espinas.
Es este mundo cada vez mas lleno de cosas peligrosas, un lugar donde vivir es realmente una aventura.

Lan dijo...

Dichosa playa. Pero a la gente le gusta. No entiendo como pueden aguantar allá las horas muertas.

Piel de letras dijo...

Fácil ¡relajándonos!
Poca ropa.
Nada de maquillaje.
Descalzos o con chanclas breves.
Tumbados como sea y donde sea.
Escuchando el sonido de las olas.
Sin mas pretenciones que relajarte y tomar el sol a las horas que no dañen tanto la piel.
Olvidando tu status, lo que eres, o quien crees que eres vestido.
Dispuestos a nada mas que descansar medio húmedos y llenos de arena.
Y sobre todo, viendo a los chiquillos divirtiéndose como enanos.
¿Ves?
¡fácil!

Lan dijo...

Bien, Piel de Letras. Tomo nota.