27 de septiembre de 2009

Botafumeiro


- Pues se os ve tan tranquilos, no parece, ni por asomo, que hayáis hecho más de mil kilómetros andando.
Los caminantes sonríen halagados, aunque también algo decepcionados por no dar una imagen un poco doliente.
- Entonces, ¿no se nos nota que venimos de tan lejos?
- En absoluto, se os ve como recién levantados. Ni rastro de fatiga, ni un signo de cansancio y menos de extenuación. Bueno, hay una cosa. Pero sólo se nota de cerca.
- ¿Cuál? –dicen, ansiosos de notoriedad, de algún protagonismo que llevarse al ego.
- Apestáis como abubillas.
- Bueno, para eso está el botafumeiro –responden muy dignos.
.

2 comentarios: