23 de septiembre de 2009

Bromatología


- ¡Boris Iván, rosa del Cáucaso, ven a tomarte el bollicao, el yogur con bífidus activo y el actimel reforzador de tus defensas naturales!
Este mensaje armonioso llenó el aire del parque. Las acacias, chopos, sauces y coníferas armonizaron con esa mujer sabia, comprometida con el saber televisivo, que es la luz de nuestros días. Era una mujer comprometida, una activista, un ejemplo a seguir. Su hijo no sería nunca plebe adocenada. Jamás sería uno de aquellos innombrables aún apegados al infame bocadillo de chorizo o al rastrero pan con chocolate. ¡Chusma! ¡Gente sin clase, ni cultura dietética ni bromatológica!
.

7 comentarios:

zeltia dijo...

mucha cultura dietética no tiene nadie que se crea las "propiedades" de la mayoría de los productos alimenticios que anuncian por la tele.


con esos y los de cosméticos, no puedo, no puedo.

Metalsaurio dijo...

¿esto no lo habías publicado ya? Me suena muchísimo. si no lo has publicado, lo he soñado con las mismas palabras.

Lan dijo...

Pero qué me dices, Zeltia, ¿acaso no te preocupan tus colesteroles, ni tus triglicéridos, ni tus glucosas...? No me lo puedo de creer. ;-)

Lan dijo...

Metalsaurio, llevas razón. Tomé este pequeño fragmento para el Todo a cien, con unos retoques, de un artículo más amplio que publiqué en el Aceptando lo que venga. Me sorprende que lo recuerdes y sobre todo que, al parecer, leas casi todo lo que escribo.
Se agradece.

Metalsaurio dijo...

Todo no lo leo, he decidido centrarme en el Todo a Cien porque es más breve e igual de bueno que el otro (del que también he leído unas cuantas cosas).

Gracias a tí, por escribir.

Zeltia dijo...

ya ves, descreída que es una.
a metalsaurio le pasa como a mí; voy por tu maravilloso blog "extenso" los domingos y fiestas de guardar

:D

Lan dijo...

En cualquier caso, gracias a ambos.