3 de septiembre de 2009

Perros


Disfruto con la cantidad de perros, todos sueltos, que hay. Son, en general, perros pequeños y de buen carácter, que pululan entre la gente o se acercan a los de las mesas de las terrazas para lanzarles una mirada descarada y suplicante, por si les quieren echar ese resto de tapa que no se van a comer. Luego, comidos o no, se van tan contentos a vagabundear por las calles, a olisquear a sus congéneres o a saludar, amistosos, a sus conocidos humanos. Son estos pueblos, a diferencia de lo que sucede en otros, una comuna libertaria para perros.
.

6 comentarios:

zeltia dijo...

natural!
(como decían en las pelis de los setenta los de madrí)

Lan dijo...

Los de Madrí, de cuando entonces, useasé los castizos de Lavapiés o Chamberí, (época de Arniches), no decían natural sino "naturaca" debido, seguramente, a que eran mu impulsivos y mu chulos.
Naturalmente :-)

Piel de letras dijo...

A este en particular, yo lo hubiera secuestrado ¡es lindo y tierno!

Lan dijo...

Presumía que ibas a decir eso en cuanto vieras la foto. :-)

Piel de letras dijo...

!Qué presumido te has vuelto!
;-)
E intuitivo, por lo que veo.

Lan dijo...

Con tu amor a los perros, era fácil.