2 de septiembre de 2009

Un amanecer más


Me digo que mis días tienen un plus añadido. Simplemente por el hecho de amanecer y luego despertarme, cuento con tu presencia. No puedo imaginar el sentido que sin ella tendrían mis jornadas. Es, como este clima que disfruto en la Alpujarra, un algo inesperado a lo que, por haberme acostumbrado con los años, no estoy agradecido. Sin embargo, últimamente lo aprecio más que nunca. Hay muchas cosas, que poca gente estima, que están tomando acomodo e importancia en mi vida.
.

6 comentarios:

zeltia dijo...

ojalá yo pudiera sentir algo así. supongo que cada uno juega con las cartas que le tocan: parte azar, según las cartas que se reciben de mano, y parte elección, según nuestra habilidad al jugar,
y también está cómo juegan los demás las suyas!.
complicado.

muy adecuada la foto con la parejita en la jaula

Lan dijo...

Seguro, Zeltia, parte azar. La vida está formada por muchos ámbitos. En algunos no he sido afortunado pero, en el que cito en el artículo, me considero un agraciado.
Quien tiene suerte en lo importante no creo que tenga derecho a quejarse por nada.
La foto tiene su miga. ;-)

Piel de letras dijo...

¿Y quién ha tenido suerte en todo?
Aunque se haya tenido "suerte" en lo importante. Reivindico y proclamo mi derecho a quejarme cuando las cosas no salen como lo desearía en otros ámbitos sin el PLUS. ¡Faltaba mas!
jejeje

¡Vivan las quejumbrosas like me!

Lan dijo...

De acuerdo, Piel de Letras, pero, aún así, yo no me quejo.

lohengrin dijo...

Que sana envidia veros tan enamorados...!
Me encanta que estés de vuelta
Besos

Lan dijo...

Hola, Lohengrin, hacía mucho que no aparecías. Pero prefiero tus comentarios aciditos.
Un abrazo.