5 de septiembre de 2009

Scort


Es una mujer espléndida, universitaria, elegante, bellísima. La conozco desde cría. Por eso cuando casualmente me topé con ella en Madrid, fuera de nuestra ciudad, saliendo de aquella agencia de scorts tan conocida y con un aspecto tan sofisticado, no pude reprimirme y, vencido mi pasmo inicial, le dije:
- Pero tú, ¿qué haces aquí?
Ella reparó repentinamente en mí e inmediatamente supo que no me refería sólo al lugar y que su aspecto no admitía la casualidad.
- Pues, al final, más o menos lo que he hecho con mis novios desde los quince.
- Pero, ¿cómo puedes hacer esto?
- ¿Ahora? ... Cobrando, claro.
.

4 comentarios:

Metalsaurio dijo...

¡Qué callejón tan explícito!

Lan dijo...

A veces los nombres de las calles tienen nombres curiosos, chistosos, lúgubres, extraños o simplemente evocadores.
Un saludo, Metalsaurio.

Piel de letras dijo...

Yo pensaría que le pusieron así porque en alguna época, las zorras vivían por esos lares. Luego entiendo que con el paso del tiempo ya no hubo de aquellas zorras, sino de "esas" zorras.

¿Pero por qué llamarlas zorras? ¿Qué hicieron los cuadrúpedos para que su nombre sea utilizado así?

(AQUÍ era donde iba esto)

Lan dijo...

Seguramente las zorras merodeaban por este callejón en las afueras del pueblo por si podían hacerse con un pollo en un descuido. Y tal vez lo perdido y oscuro del callejón sirviera también para otros menesteres...
Bueno también se les llama lobas, animal también silvestre, astuto, que va por libre, no domesticable y nada de fiar...
La palabra lupanar viene del latin lupus que significa lobo y se llamaba lupanares a los burdeles porque las putas llamaban la atención los clientes aullando como las lobas.
No sé si irán por ahi los tiros o si esto sirve a tu pregunta.