15 de noviembre de 2009

Animal de compañía

- ¿Le gusta a usted su trabajo?
- No.
- Entonces, ¿por qué lo hace?
- Porque, a cambio, gano dinero para subsistir.
- Entonces, ¿no hace usted su trabajo con gusto?
- No.
- ¿No tiene usted vocación?
- No por el trabajo.
- ¿Hay algo que le guste?
- Escribir.
- ¿Qué gana usted con ello?
- Nada.
- Entonces, ¿podría definirse usted como escritor vocacional?
- De ninguna manera. Tal vez, como animal de compañía.
- ¿Y, así, llena usted su vida?
- Psche.
- Entonces, ¿cómo se encuentra en ella?
- Mal, pero acostumbrado… ¿Usted no?

8 comentarios:

isidro dijo...

Lechesss... este no le pillo.

Un abrazo

Lan dijo...

En primer lugar, Isidro, los artículos no tienen por qué ser personales.
Por otro lado, estoy seguro de que habrás conocido mucha gente que no disfrutase con su trabajo. Y sí disfrutase con otras cosas de las que no obtuviera dinero ni beneficio.
En cierto sentido, a una persona que escribe pero que no vive de ello, sostiene el artículo que, aunque no se le llame escritor, sí se le puede considerar un animal de compañía por hacérsela a los demás con lo que escribe.
Luego está lo que cada artículo sugiere al lector. Casi nunca lo que se escribe es directo y, algunas veces, tiene más de una lectura.
Un abrazo y gracias por leer lo que escribo.

Piel de letras dijo...

Sí hay beneficio. EL PLACER. Es un beneficio muy, muy grato. Que por cierto no todos tienen.

¿Soy entonces, de acuerdo a la explicación dada a Isidro, un animalillo de compañía?

Mira tú... de lo que se viene una a enterar. Un pequeño animalillo de compañía, suave y pachoncito. Que a veces gruñe.

isidro dijo...

Muy buena explicación, si señor...

Zeltia dijo...

detrás de cada cosa que escribe,
aunque sea de ficción,
debajo de cualquier historia que se cuente,
subyace siempre algo muy personal del autor.
estoy segura.

otra historia es la interpretación que se haga, o lo que uno/a busque o encuentre.

creo que me he liado.

Lan dijo...

El placer, lo dicho, un animal de compañía.
¿Es que lo dudas, Piel de Letras? Aceptamos doñita escritora como animal de compañía. Abstenerse curiosos, se trata de escritura seria. No pasarle mucho la mano por el lomo porque se revuelve, escarabajea y tiene tendencia a morder hasta al amo. At your own risk. ;-)

Lan dijo...

La que se merece tu sinceridad, Isidro.

Lan dijo...

No te has liado, Zeltia.
El que escribe dice algo, lo dice por algo y, a veces, hasta para algo.
El que lee puede entenderlo todo y hasta, a veces, sentirse tentado a ir más allá. Pero no siempre es así.