27 de enero de 2010

Artesanal

Vuelvo a escribir a mano. La letra pequeña y minuciosa de los trazos me hace escribir de otra manera: artesanalmente, tipo cuadernos Rubio de caligrafía, como cuando aún se escribía con plumilla.
Al lado bits y bytes, abejas de la tecnología, zumban incansables en su colmena de plástico, enfebrecidos en sus panales de silicio, refrigerados por ese ventiladorcito que impide que se mueran.
Mientras, los rasgos silenciosos, dejan sobre el papel las huellas de otro bullicio sordo que, desde mi cabeza, desciende despacio sobre él, tomando la forma de las letras que da a luz el vientre de una pluma.

6 comentarios:

Piel de letras dijo...

¿A poco escribiste con plumilla en la primaria? ¿De esas de tintero y carga?
¡Qué envidia!
Las únicas veces que utilicé la tinta china, fue cuando en la Normal, nos pedían ciertos trabajos artísticos con esos materiales, que en lo personal, me parecían y me siguen pareciendo muy románticos.
Sigue ejercitando la escritura a mano, luego me escribes algo con esa misma letra ¿si?
... si no es mucho pedir.
;-)

Lan dijo...

Los primeros años, en la escuela, escribíamos con plumilla, mojando en esos tinteros que estaban encastrados en un agujero que, a tal efecto, tenían los pupitres. Alguien, cada poco, pasaba con una gran frasca de tinte rellenando los tinteros.
Temo, sin embargo, haber perdido la habilidad conseguida en aquellos años para escribir con caligrafía inglesa, que era la que nos enseñaban. Por último, los útiles de escribir que utilizamos hoy no sirven para hacer trazos gruesos y finos y, por tanto, me temo que sea difícil complacerte.
Por otro lado, el paso de la vida, que lo estropea todo, tampoco creas que tiene respeto alguno por la letra.

Ángeles dijo...

Yo lo más romántico que he utilizado para escribir es el boli Bic, pero siempre me ha encantado escribir, y me refiero al ejercicio físico de escribir. Seguramente por eso era la única de mis compañeros a la que le gustaba coger apuntes, hacer dictados, copiar las lecciones para memorizarlas... Es una 'trabajera', pero me gusta.

zeltia dijo...

desde que mi trabajo lo hago todo en ordenador,
mis cartas viajan electrónicamente,
... y mi libreta personal es un blog
no escribo mucho más que la lista de la compra!

y deformo la letra taaanto
y me ahorro letras para apurar más,
comprimo las palabras en una semi taquigrafía inventada
y hasta la mano se me niega a dibujar esos rasgos por tantos años practicados.

coño, si ya mi letra no es ya "mi" letra!

zeltia dijo...

P.S.
y,
sin embargo,
en mi bolso siempre va una pequeña libretita (de los chinos)
está emborronada, desordenada, con dibujitos, números de teléfono,
citas que escucho,
o leo,
o la palabra que siempre andaba buscando y justo llega en el semáforo
y le faltan trocitos a las hojas,
y los alambres están torcidos,
pero la paso, de un bolso a otro,
y no dejo que nadie la vea
:-)

Lan dijo...

Ángeles, hay veces, que las ideas fluyen mejor sobre el papel que directamente sobre la pantalla y no sé por qué.
Zeltia, desde hace tiempo, en lo de la libreta chiquitita, del tamaño de la palma de la mano, coincido contigo. Pero, llevo ya gastadas unas cuantas.