12 de enero de 2010

La sorprendente búsqueda

Cuando reviso las cosas que escribo, tengo la sensación de no ser el autor de aquéllas que me gustan. Sin embargo, aquellas otras, demasiadas, que no me convencen, me parecen inequívocamente mías. Leerse es como mirarse en un espejo. Te da una idea fiel de lo que eres y te aleja de cómo te imaginas. Ves preponderar la tristeza, la monotonía, el pesimismo y los senderos que te alejan del gozo. Y, me digo, no te leas, escribe cosas nuevas, que el mundo tiene todos sus caminos sobados, que aún, con suerte, puedes escribir algo que nunca reconozcas como tuyo.

7 comentarios:

lauzista dijo...

Pues a mí me gusta mucho cómo te ves a través de tus escritos, ya sean los buenos escritos, que son los más, y los menos buenos. También es una delicia cómo fotografías o cómo eliges las fotos.

Lan dijo...

Gracias, hombre.
Las fotos, para bien o para mal, que hay en este blog son todas mías pero, sobre gustos, no hay disputas.
Gracias de nuevo.

zeltia dijo...

entonces no estás de acuerdo con la frase "el escritor es un impostor"?

yo creo que sí es un impostor, al menos cuando escribe ficción. mira en una novela: sus personajes piensan, actúan, se interrelacionan con los otros personajes, y tan diferentes y todos ellos son el autor. lo mismo puedes ser el ama de casa aburrida, la meretriz, el amigo traidor, el tirano, el torturador...
vale que en todos ellos hay parte del autor, porque lo que piensan, dicen hacen pasa por el tamiz del cerebro de su creador, pero supongo yo que se echa mano de experiencias ajenas.
¿no?
alguien me comentó de un escritor que cosechó éxitos, escribiendo libros de viajes en primera persona, sin haber estado nunca en ninguno de esos sitios...

zeltia dijo...

las fotos tiene mérito que sean tuyas todas, claro que sí, yo las valoro "por el punto de vista"
por "la mirada" que capta, porque, como lo que escribes es tu personalísima mirada, aunque reflejen objetos, personas, situaciones...
pero, claro, artisticamente hay por ahí (por la red) fotografías para abrir la boca hasta desencajarla de admiración
(al cesar lo que es del césar)

escucha,
y por qué rayos no se pueden ver más grandes? clico en ella esperando que se abra a mis ojos todos esos detalles en los que quiero fijarme
-como la de este post, que me parece una foto muy muy interesante-
y no-se-puede !!!
blogger tiene las herramientas necesarias para que a golpe de clic se pueda ampliar,
vamos,
anímate,
déjanos verlas bien!

bico.

Lan dijo...

El escritor, efectivamente, puede ser un impostor pero nadie sabe cuando lo es y cuando no.
Las experiencias que uno conoce, en cierto modo, tienen ya algo de propias porque siempre, aunque nada más sea en nuestro interior, terminamos maquillándolas.
Puede que diera en el clavo el que escribió su ficción haciéndola pasar por libros de viaje. Puede que en el fondo de los viajes todos esperemos encontrar lo que no habrá.
Sé que mis fotos, técnicamente, no son buenas. Ni me dedico con esa intención a ellas, ni tengo medios adecuados. Sin embargo, suelen servirme para ilustrar los pequeños artículos del blog del modo que deseo.
Ésta ya puedes verla ampliada.
Dos quentiños.

zeltia dijo...

gracias, lan.
la fotografía se aprecia mucho mejor ahora,
me deja fascinada la serpiente enla columna
combinando con ese techo.
todavía tengo otra curisidad:
saber qué es el edifico,
y dónde.
(vamos, si se puede decir)

Lan dijo...

Hay símbolos que uno busca porque tiene nociones de su antiquísimo significado. A veces en lugar de símbolos encuentras lo explícito.
Se trata de una puerta de un restaurante llamado El Egío y está en Malpartida de Plasencia (Cáceres).