14 de enero de 2011

Barcelona, la emoción

Después de escribir sobre el Raval, no le quedan a uno ganas de escribir sobre Barcelona.
¿Qué podría decir? Que es una ciudad deslumbrante, cosmopolita, vieja y, a la vez, renovada, una ciudad que ha sabido conservar sus barrios… Mil tópicos más podrían decirse sobre ella. Pero, para eso, ya hay abundantes crónicas locales, municipales, del Wikipedia o de otros propagadores de sus maravillas ciertas. Simplemente, mi idea de la ciudad es que, si no es la más bonita de España, es la que más me ha cautivado. Mi alma mesetaria se quedó, incansable y emocionada, vagando por Barcelona.

5 comentarios:

Piel de letras dijo...

Pasé por Barcelona sin beberle o degustarle como se merecía. Llevaba demasiados días viajando. Subiendo y bajando de un "pullmantour" con espejos semejantes (no se por qué me lo pareció) a las antenas de una hormiga gigantesca. Luego, al piso viejo, añejo de las calles de piedra. La Sagrada Familia parecía derretirse en algo semejante a cera oscura. Gaudí, la calle de Gracia (Paseo de Gracia) mucha información, mucha belleza, MUCHO AGOTAMIENTO. Y poco, muy poco tiempo.
El que Barcelona te cautivara, es perfectamente comprensible. Tienes la curiosidad, el romanticismo e imaginación de un creativo con alma de niño.

Lan dijo...

Lamento que hicieras una visita tan rápida. Por mi parte, estuve diez días.
Y gracias por lo que dices al final, aunque yo no esté tan seguro.

Ángeles dijo...

A mí me encantó Barcelona cuando la visité, hace algunos años. Lo que más me gustó fue que, nada más llegar, me sentí cómoda, como si en vez de en una ciudad extraña estuviera en un lugar conocido. Supongo que se debía a la luz mediterránea, que me hizo sentir como en casa. Gracias por traer de nuevo a mi memoria aquella agradable sensación.

Ángeles dijo...

Por cierto, la foto es estupenda.

Lan dijo...

Quizás también, porque Barcelona conserva una aire de barrio en muchos sitios. Barrios que recuerdan a los pocos que se conservan en otras ciudades y que a uno le evocan los tiempos en que se vivía de otra manera.
Me alegro de que la foto te gustase. Gracias, Ángeles.