9 de enero de 2011

La ilusión de los colores

Hay cosas que parecen inalterables. Lo parecen, al menos, para espíritus tan simples como el mío. Los colores, por ejemplo. Nos acostumbramos y nos parecen cosa hecha. Y de los colores podríamos pasar a otros asuntos. Hasta parece que el sistema económico, por caótico que sea, ha de ser uno. Seguir el modelo sin discusión se ha hecho axioma. Pero, inesperadamente, uno, en su tristeza mental, vislumbra luces sorprendentes y comprende que las cosas no tienen por qué ser indefinidamente como son. Hay pequeños símbolos que nos sorprenden hasta a los analfabetos del fútbol. Ilusos que somos. Sólo son colores.

4 comentarios:

Piel de letras dijo...

¡Te veo! ¡Te ves!
¿Te reflejas en la franja azul del centro, tomando la foto!
¡¡¡Te miiiras!!!
jujuyyyy!!!

¡FELIZ 2011!

Lan dijo...

¡Feliz 2011!
Los malos fotógrafos nos delatamos solos.
Felicidades, Piel de Letras.

Lohengrin dijo...

¿Cómo habrán soportado los culés ver toda la vida frigoríficos merengues? Va ser la pera empezar a ver electrodomésticos futboleros...
Creo que algún día coincidimos en la ciudad condal, salvo que mi viaje de pobre fue con ryanair.
Un abrazo

Lan dijo...

Llevas razón, Lohen, ¡pobres culés!
Pero parece que afortunadamente han tomado conciencia y están dispuestos a acabar con ese abuso.
Seguro que coincidiremos, no hay más que hablarlo.
Un abrazo, Lohen.