18 de mayo de 2011

Buscando nuevos derroteros

Leyendo blogs descubro que existe la esperanza. Noto una disconformidad general que no sabemos encauzar. Y, en casi todos, encuentro algo parecido a una nostalgia por la honradez. Un sentimiento asfixiado por lo práctico. Parece que lo útil arrincona lo mejor que tenemos. Economía y política nos rigen. Las elecciones, más que liberarnos,  nos encadenan a una hegemonía bicéfala: elegir entre dos yugos. Y casi todos terminamos defraudados porque, lo que en su origen era de todos, sólo en beneficio de unos pocos, por otros pocos, es administrado. ¿De qué nos sirve nuestro sentimiento si el miedo lo arrincona?

4 comentarios:

Ángeles dijo...

Coincido totalmente en que existe esa disconformidad general, y en que no sabemos encauzarla.
Y me gusta mucho eso de "algo parecido a una nostalgia por la honradez".
Lo que no tengo tan claro es que haya esperanza. Yo creo que de ahí no pasamos, de expresar como podamos lo que no nos gusta. Y es triste. Yo quisiera tener más fe.

Lan dijo...

Todos los movimientos, Ángeles, tienen un principio. Y, tal vez por optimismo, quiero creer que las cosas que están ocurriendo les van a mover las sillas a los políticos. Creo que, en la medida de nuestras fuerzas, no debemos permitir que continuen mirándose el ombligo. Pero, ¿qué pasará? No lo sé. Pero pondré lo que esté en mi mano para que pase algo.

Piel de letras dijo...

Yo supongo, que a sangre y fuego ya no. Las revoluciones dieron sus frutos, los hemos comido todos. Tenemos lo masticado, ya sin jugo y sin sustancia nutritiva. Imagino que esta vez, porque las batallas ya se están librando entre los malos y los "menos malos" en nuestras calles del mundo, la solución no será la misma de otros tiempos... eso espero.

Lan dijo...

El cura le dijo al mozo follonero:
- Pero qué bestia eres, Mariano.
El mozo le contestó:
- Más bestia es usted, señor cura.
El cura calibrando al muchacho giró sobre la muñeca la mano abierta y, ponderando sus palabras, dijo:
- Hum... no sé, no sé...

Yo te digo lo mismo, Piel de Letras: "No sé, no sé."