23 de mayo de 2011

Papá, cógeme aupa

Como esas olas vino el 15M y desvaneció la campaña. Las plazas hechas corralas de vecinos y los desconocidos conociéndose y los desencantados sintiéndose cálidamente acompañados.
Los políticos se sintieron molestos y enojados:
- ¡Mecachis, con lo bien que lo teníamos todo organizado!
Y es que la política no es para aficionados reunidos a deshoras por ahí. Mira que pretender decidir ellos. ¿Acaso saben lo que quieren? Ya tienen el maravilloso segundo de su voto y, mira, para que lo disfruten, este año, hasta les hemos dejado que lo metan ellos mismos en la urna. ¡Se podrán quejar!, ¡menudos perdularios!

2 comentarios:

Piel de letras dijo...

Jajajajajaja
Donde quiera se cuecen habas.
En ciertos casos ni hacer bilis.
Mas vale reír que llorar.

Lan dijo...

En todas la casas cuecen habas y en la mía a calderadas.
Pero, Piel de Letras, están perdidos, les tenemos rodeados.